– Así que estás de cumpleaños. Bueno tengo que decirte que no es un año más de vida sino un año más cercano al adiós osea a la muerte. Por eso te digo siempre que es importante que disfrutes cada instante de la vida con alegría y optimismo para que puedas sentirte pleno en todo momento. Pero ojo esto hay que hacerlo con responsabilidad.

– Amiguita querida quisiera haberte regalado un crucero a las Bahamas, un carro muy bonito, hasta incluso un tour por toda Europa o por las Islas Griegas, pero creo que no basta con tener una buena intención sino que se necesita tener mucho dinero. Lo siento mucho, sólo puedo regalarte esta tarjeta con este bello mensajito y todo mi cariño en este día. Espero que sea suficiente.

– Es una gran alegría poder estar junto a ti para unirme a la celebración por tu cumpleaños cuñadita. Eres una chica muy buena y siempre voy a estar agradecida contigo pues cuando tu hermano me trajo a su casa tú me recibiste muy bien. Ahora que somos una familia me da mucho gusto que seamos tan unidas, más que cuñadas somos amigas. Siempre recuerda que puedes contar conmigo.